• IDEP

    7 de octubre de 2016

    En defensa de la ley nacional de salud mental

    El próximo 10 de octubre se celebrará en el mundo el `día de la salud mental´. En ese marco, el área de Salud del instituto de investigaciones IDEP de ATE y más de 300 organizaciones crearon un movimiento nacional en defensa de la ley 26.657 sancionada en 2010, con actividades desde hoy hasta la semana que viene

    Bajo la consigna `Yo me planto´, hoy a las 17 realizarán acciones en todas las plazas del país. El 12 de octubre en tanto, impulsarán una jornada de salud mental y enfermería en la ciudad de Córdoba. Difundirán, también, un material que problematiza sobre la coyuntura denominada `Las almas repudian todo encierro´.  

    En este contexto, el movimiento nacional se pronunció además contra la decisión del Ministerio de Salud de la Nación de derogar una resolución del decreto reglamentario de la ley nacional de salud mental: la 1484, que propiciaba “asegurar el derecho a la protección de la Salud Mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos”.

    En un documento, el área de Salud del IDEP denuncia que “la medida sólo busca perpetuar y legitimar el encierro y la alienación de los pacientes y da cuenta del avance de las corporaciones médicas que continúan legitimando el modelo manicomial y a las empresas privadas de salud, enmarcados por un contexto político y económico favorable al capital y contrario a los trabajadores y usuarios de la salud”.

    A la derogación de la resolución suman la venta de los terrenos estatales del CESAM n° 1 en la ciudad de Buenos Aires, la aprobación de leyes por patología para medicalizar la niñez, la aprobación del uso del electroshook en diversos ministerios de salud provinciales y la designación del médico psiquiatra Andrew Blake como Director Nacional de Salud Mental y Adicciones, confeso opositor a la ley nacional de Salud Mental cuya aprobación fue fruto de un proceso colectivo de debate y construcción popular del que ATE fue protagonista.

    “Este marco legal ofrece una posible bisagra al paradigma `manicomial´ decisivamente ligado a un concepto de dominación social, discriminación, violencia y avasallamiento de derechos humanos”, señalan desde el IDEP.

    “La real aplicación de esta ley no sólo permite reestructurar el sistema de atención de salud mental hacia un modelo digno y respetuoso, sino que ofrece la oportunidad de aumentar la presencia del Estado a través de diversos dispositivos que construyen salud en el territorio. Las lógicas de encierro y segregación generan más sufrimiento y más padecimiento”, agregan. 

    Prensa ATE


    Relacionados