• ATE

    29 de julio de 2014

    "Ante la disputa capitalista del norte, mas UNASUR y solidaridad internacionalista sur – sur". Por Carina Maloberti, del Departamento de Interior del CDN

    Para entender el desequilibrio de poder mundial que estamos viviendo a mediados de la primer década del siglo XXI, podemos hacerlo desde nuestra visión eurocéntrica, o esforzarnos por comprender esta realidad global desde una perspectiva Sur-Sur. También,  y por qué no, cualquier compañera o compañero originario de nuestras tierras sureñas, nos explicaría desde su cosmovisión,  que el equilibrio universal ha sido violentado por algunos hombres y mujeres, y hoy la naturaleza misma se nos vuelve en contra.

    Tal vez nos dibujaría su mapa de equilibrio que lleva consigo en el Kultrun, donde los cuatro puntos cardinales de la tierra separan los cuatro cuadrantes que detallan las cuatro estaciones del año en una convivencia armónica, cada una de ellas con una función específica: en el Norte (el invierno y el otoño) las funciones de renovación de fuerzas y el almacenamiento, la acumulación tanto de recursos como de conocimientos; en el Sur (la primavera y el verano) las funciones del rebrote, las tareas laborales y productivas, la cosecha, recreación de la memoria y fortalecimiento de la identidad popular. Nos explicaría que todas estas funciones ubicadas en cada cuadrante de su Kultrun, a través de las cuatro estaciones, están dinámicamente relacionadas en un equilibrio, y unidas en los extremos cardinales, por cuatro puentes graficados como  arco iris, que nos muestran el equilibrio de la convivencia global en la diversidad. Nos indicaría, con su saber originario, que se han producido fracturas, heridas y desequilibrios en el que este patrón universal de desarrollo de la vida, se ve dañado y violentado por la codicia de algunos hombres y mujeres, por la acumulación de ganancias y riquezas, y por la dominación de unos/as sobre otros/as. ( ver nota de Darío Aranda sobre las demandas y cosmovisión mapuche en “la vuelta del año Mapuche”: https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/1473f2dfc9f38b8a?projector=1)  

     

    Desde nuestra concepción cultural del mundo, compartiremos con el o la compañera originaria, que esos puentes de preservación del equilibrio, en el respeto a la diversidad, para garantizar el equilibrio y desarrollo de los ciclos vitales de la vida, se han dinamitado; hoy vuelven a resurgir violentamente regimenes fascistas intolerantes, colonizadores y opresores de Pueblos enteros. La dinámica dialéctica del ciclo vital se rompe en los vínculos de tolerancia entre los pueblos, y se trunca la circulación vital, evidenciándose una concentración de poder en el hemisferio Norte; en el cual se incrementa la acumulación de riquezas de las grandes potencias capitalistas a nivel mundial; y un Sur cumpliendo funciones solo para servir a las economías de los imperios del Norte. Así, en forma dominante y sometida, opresores y oprimidos, asumen sus roles deteniendo el ciclo vital del Desarrollo y la Evolución misma de la Humanidad.  

     

    Pero no todos o todas asumimos en forma naturalizada este tipo de relaciones que nos proponen las potencias imperialistas de este nuevo Siglo. Por ello, sin actitud sumisa, hemos resistido históricamente en Nuestra América al bloque norteño de los países europeos y EEUU; a sus intereses imperiales, capitalistas, de saqueo, extracción y exclusión.

     

    Hoy  también, en forma movilizada, como movimientos sociales de los países BRICS/UNASUR,  recibimos en nuestras tierras al bloque de los gobiernos de los países  BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Nos convocamos en la ciudad de Fortaleza, capital de Ceará, Brasil, para comprender, debatir y exigir a este nuevo bloque de poder, que irrumpe en la geopolítica mundial, un sistema de relaciones internacionales radicalmente diferente al poder hegemónico liberal,  imperante desde la caída del muro de Berlín hasta nuestros días.

     

    Allí nos convocamos organizaciones populares de los países BRICS y de los países que integran la UNASUR, para denunciar los efectos negativos de las políticas capitalistas  sobre nuestras vidas, comprender los intereses políticos y económicos de los gobiernos de las potencias emergentes en los BRICS, y la connivencia entre Estados y empresas trasnacionales en las inversiones en megaproyectos de infraestructura  para mas saqueo y dominación de nuestros territorios.

     

    En ese sentido, más de cuatrocientos representantes, en su mayoría mujeres, hemos debatido sobre los BRICS desde la perspectiva de los Pueblos y no desde los gobiernos. El debate se organizó alrededor de distintas temáticas, como: La coyuntura global y el neodesarrollismo. Desarrollo y conflictos: la defensa de los DDHH como primera trinchera de resistencia. Criminalización de los movimientos sociales.

     

    Foro de Mujeres de los países del BRICS y UNASUR. El modelo de desarrollo económico y su impacto en la vida de las mujeres. Extractivismo: el rol de los BRICS en Sudáfrica. Desigualdades socioambientales: el mayor desafío de los BRICS. Combatir las desigualdades: socialización de las experiencias de economías emergentes. Infraestructura: ¿para los pueblos o para la acumulación de ganancias? El rol responsable de los gobiernos democráticos. Los BRICS y la participación social: en cada país y en el propio bloque. El nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS. Los Bancos de Desarrollo Nacional en los países BRICS: qué lección debemos aprender para exigirle al nuevo Banco del bloque transnacional. DDHH y empresas transnacionales: el debate en el ámbito de los BRICS.

     

    Durante dos días, debatimos sobre los efectos del modelo capitalista en nuestras vidas, intercambiamos experiencias de resistencias y concluimos en propuestas comunes para potenciar esfuerzos por el cambio. Se evidenció la disputa de ambos bloques (EEUU+UE/ BRICS) por el poder dentro del mismo Sistema Capitalista. Se destacaron las diferencias entre ambos: el bloque EEUU y UE disputando por la hegemonía del modelo económico neoliberal, y las potencias emergentes de los BRICS contraponiéndose con la propuesta del modelo neodesarrollista.

     

    En este sentido, por ejemplo, Ademar Mineiro, de la Red Brasileña por la Integración de los Pueblos, decía: “Si hoy hay un contrapunto, desde el punto de vista de la geopolítica internacional a la hegemonía de EEUU, es allí donde aparece el rol de los BRICS”. Se destacó la postura adoptada por el bloque BRICS en defensa de Palestina, y los movimientos sociales acompañamos con el repudio a la invasión de la Franja de Gaza y la masacre del Pueblo palestino que desato el sionismo israelí.

     

    Se resaltó el peso específico del bloque de los BRICS como nuevo actor internacional, por su propuesta contraria al neoliberalismo, y  porque representa el 25% del PBI mundial, el 15% del comercio internacional, el 45% de la fuerza laboral del mundo, el 25% de la superficie total de la Tierra, y el 35% de la generación de energía eléctrica consumida en el mundo.

     

    Dicho esto, al mismo tiempo Ademar expresaba la necesidad de que los movimientos sociales y sindicales ingresen urgentemente en la discusión del diseño del bloque de integración de los BRICS para que las demandas sean incorporadas a los proyectos de Desarrollo. Las distintas voces de las y los representantes de distintas organización expresaron las demandas a un Sistema que no se detiene en la voracidad por las riquezas de los recursos naturales de nuestros países, por la depredación de los suelos, las semillas, nuestros mares, las reservas de agua dulce, nuestros minerales, y  nuestras vidas mismas. Gracia Samo, de Sudáfrica, detallaba las penurias de comunidades enteras afectadas por los mega proyectos mineros. Cai Yiping, de la Red de Mujeres de la Nueva Era, de China, apuntaba la necesidad urgente de incorporar la acción colectiva de los pueblos en la agenda del bloque de los BRICS que están diseñando los gobiernos y los empresarios. Así mismo, María Jesús, del MST (Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra de Brasil), reconocía a los BRICS como la propuesta de una hegemonía para confrontar la hegemonía de EEUU, pero interpelaba preguntando “para qué y para quienes” se piensa el nuevo bloque político y económico a nivel mundial. María Dudko, de Rusia, dejo planteadas las deudas pendientes, que deben ser parte de las agendas políticas, sobre las garantías de derechos humanos básicos en los países BRICS.

     

    Todo lo que los movimientos sociales de los BRICS describieron sobre las consecuencias que produce el interés del Capital por encima de las necesidades de nuestros Pueblo, pueden encontrarse la cotidianidad de las vidas de nuestras comunidades como países integrantes de la UNASUR. En este sentido, desde Argentina expresamos que, mientras gobiernos como Venezuela y Bolivia que proponen dirigir sus políticas hacia el socialismo, y se relacionan con el mundo defendiendo su soberanía política, y diversifican sus relaciones internacionales; la mayoría de nuestros gobiernos progresistas se encuadran en el escenario internacional en intima dependencia de los bloques capitalistas, tanto política como económica y financieramente. En nuestro país, la bronca popular en relación al pago de la eterna deuda externa, ilegal, fraudulenta e ilegítima, va en aumento. Sobre todo, cuando comienza a conocerse que en los acuerdos  por créditos internacionales o en los mega canjes, nuestros gobiernos cedieron soberanía jurídica, en su momento a los tribunales yanquis,  y ahora con el préstamo de China, a tribunales ingleses.

     

    Así como hemos sido ejemplo sobre lo que no hay que hacer ante la hegemonía neoliberal en los ´90, hoy estamos siendo ejemplo de lo que no deberíamos hacer frente al neodesarrollimo expansionista; que dentro del mismo Sistema Capitalista, su único objetivo es la usura, el saqueo y la explotación. Todo esto es agravado ante la intempestiva virulencia de los actores en ambos bloques del hemisferio Norte, que comparten rasgos sobresalientes históricos en actitudes imperialistas sobre nuestros territorios y nuestras vidas.

     

    Aquí solo falta detallar un tercer actor que intentará, en franca competencia o no con el Sumo Pontífice del Vaticano, erigirse en el escenario internacional como mediadores interesados en esta contienda capitalista de inter-bloques. En el mes de julio de este año, fue relanzada la “Tercer Vía”, y el anuncio al mundo lo dio el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Marcando una evidente e imperiosa necesidad de muchos, en definir a América Latina en el escenario mundial como territorio ganado, sin objeción alguna, para el capitalismo global. La Tercer Vía, que fuera la corriente política de la Europa de posguerra surgida como alternativa a la contienda comunismo/capitalismo, hoy pretende presentarse como interlocutora de los interbloques capitalistas, con el objetivo principal de desplazar a la UNASUR de una vez por todas del continente.

     

    Levantando la premisa: “el mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta donde sea necesario”, la Tercer Vía “aggiorrnada” convocó, junto a Santos, en la propia Cartagena, nada más ni nada menos que a Tony Blair (Inglaterra), Ricardo Lagos (Chile), Fernando Hernrique Cardoso (Brasil), Felipe González (España), y coronando el encuentro prometedor de la Paz para Colombia, al ex-presidente de EEUU, Bill Clinton.

     

    Frente a este panorama internacional, de disputa de poder global de las potencias capitalistas del Norte, y obligando al resto del mundo a posicionarse frente a sus intereses bélicos, económicos y financieros, el encuentro de los Movimientos Sociales de los países BRICS y UNASUR, alcanzó consensuar algunas  propuestas, no solo para incorporar a las agendas de los gobiernos de los BRICS, sino que avanzó en determinar la necesidad movilizar la resistencia al juego internacional planteado por la hegemonía  capitalista. Y fue desde el Foro de Mujeres que se determinó una clara necesidad de unificar nuestras organizaciones en acciones concretas de colaboración y solidaridad SUR-SUR. Denunciando las consecuencias de la aplicación de las políticas públicas capitalistas, en intima connivencia con el capital privado transnacional y monopólico, aplicadas en los mega proyectos de una infraestructura dirigida a mayor concentración de riquezas (tierra, semillas, agua, alimentos, energía, minerales, etc.), en base a la explotación de nuestros pueblos, la usura y la dominación territorial. Nos proponemos intensificar las experiencias de resistencias, con el esfuerzo de delinear una guía de principios políticos comunes entre los pueblos que luchan en nuestros países alineados en el hemisferio Sur. En este sentido el programa feminista, anticapitalista, anticolonial y antimperialista de nuestras organizaciones deben ser bandera para unificar y acercar aún más a nuestros Pueblos del hemisferio Sur en la disputa por la inmediata incorporación y participación popular en el bloque de los BRICS, y la convicción que la movilización constante e internacionalista es la garantía para hacer escuchar a los pueblos frente a la opresión de los imperios. No podemos esperar que desde los gobiernos se definan las políticas públicas que necesitamos, debemos protagonizar y ser parte del diseño de las políticas que garanticen la concreción del interés popular; y aquellos gobiernos que no abran el debate, democraticen la participación popular, y firmen acuerdos a espaldas de nuestros pueblos, los Movimientos Sociales en colaboración Sur-Sur definimos el compromiso solidario de la difusión de la condena popular frente a estos actos. En este sentido, y como lo que está en juego es la vida misma, las mujeres del corredor de países Sur-Sur, nos erigimos en guardianas de la preservación y desarrollo de nuestros pueblos y nuestro hábitat. Con este rol asumido, y ante la violencia del capital, se aprobó el documento del Foro de Mujeres de Fortaleza-Ceará 2014, como compromiso de lucha, unidad y colaboración Sur-Sur por un nuevo orden mundial a favor del verdadero Desarrollo, en libertad, armonía y felicidad de nuestros Pueblos.

     


    Relacionados



    Human Hair Extensions hair extensions for men paula young wigs cheap human hair wigs wigs for white women best human hair extensions Wigs for black women short wigs for black women human hair wigs for white women hair pieces for women Wigs for women wigs for women with thinning hair
    hair extensions for men human hair wigs wig types cap wigs best wigs hair extensions for men full lace human hair wigs clip on hair wigs hair wave african american wigs crochet braids with human hair