• ATE

    28 de junio de 2013

    CUMPLIENDO EL MANDATO

    CUMPLIENDO EL MANDATO (Editorial de la edición Junio 2013 de El Trabajador del Estado).

    En el marco del 58º Congreso Ordinario de la Asociación Trabajadores del Estado, el Secretario General del Consejo Directivo Nacional, Julio Fuentes, realizó en la apertura un informe político para todos los congresales presentes.

     

    Algunos de los pasajes más sobresalientes:

    Este mandato que construimos tenía y tiene que ver con generar mejores condiciones para que los trabajadores del Estado demos nuestra lucha por ejes reivindicativos comunes. Estos surgieron de un proceso de debate y asambleas que fuimos construyendo, conociendo y reafirmando. Y de esta manera sentimos la demanda concreta de nuestros compañeros y compañeras, transformada en mandato por el proceso electoral, de generar una mayor participación.

    En esta dirección hemos realizado, desde ese 6 de noviembre, y en un año, nueve reuniones de la Conducción Nacional y dos Consejos Federales -que lamentablemente hacía bastante tiempo no hacíamos y que tanta vitalidad le dan a nuestra organización. Realizamos decenas de plenarios de trabajadores de distintas actividades del Estado Nacional, como también de actividades de los trabajadores de las provincias y municipios.

    A la vez, revitalizamos y dimos continuidad a tareas que venían llevándose adelante con mucho esfuerzo en nuestra organización, como es el área de investigación, el IDEP. Dimos un aporte más a nuestra Escuela de Formación Sindical a partir de instalar, además de los programas de tareas y de cursos presenciales que ya venían desarrollándose, el programa virtual. Esta sin duda va a ser la herramienta que en el futuro generará un desarrollo que nos permita acortar las distancias. En este sentido hemos hecho no sólo una inversión económica, sino una gran inversión de trabajo, de voluntad y, por sobre todo, de esperanza.

    Dentro de este mandato de mayor participación y comunicación entre nuestros compañeros, seguro con defectos pero con mucho esfuerzo, creemos haber alcanzado algunos objetivos durante este proceso para fomentar que nuestros compañeros se involucren cada vez más en las decisiones. Por esto hoy ATE está dando cumplimiento a un viejo mandato que por diversas causas no se había podido llevar adelante, y es que ya son cinco mil compañeros, arrancando por los de las comisiones directivas, los consejos directivos y las seccionales, los que reciben en su domicilio El Trabajador del Estado. Esto va a permitir, sin duda, una mejor comunicación.

    Sin dudas este mandato también incluye reivindicaciones estructurales de nuestra organización, como es el de lograr mayor estabilidad en el empleo público. Y es el gremio el que debe garantizar las herramientas para poder dar esta importante batalla por el pase a planta.

    Aparecía también, de una manera durísima, la necesidad de que el principio constitucional de ‘a igual trabajo, igual salario’ se convierta en una realidad, y que no sea solamente una hermosa letra en el Artículo 14 de la Constitución Nacional. Porque el nivel de desigualdades cada vez es mayor y cada vez nos golpea y nos condena con mayor dureza. Si lo analizamos, hoy un trabajador del Estado Nacional gana, a valores promedio, el doble que un trabajador provincial, mientras que a su vez un provincial cobra, a valores promedio, el doble que un municipal.

    Entendemos que el instrumento reparador de esas desigualdades y de esas injusticias es el Convenio Colectivo de Trabajo. Hace 34 años que la OIT sancionó el Convenio 154, por el cual tenemos el derecho a la Convención Colectiva. Y hace poco más de 20 años que, de la mano de nuestro querido Germán Abdala, se logró sancionar una ley en el Congreso de la Nación para que el CCT se transformara en realidad. Y la lucha tuvo que continuar: recién en 2004, después de transitar mucho camino, nuestra organización logró sentarse en la mesa paritaria en la que se deben, o se deberían, resolver los problemas de los trabajadores estatales. Hoy debemos tener en claro que la lucha por el CCT hace al motor de nuestra actividad.

    Sin embargo, no nos alcanza sólo con discutir las condiciones laborales. Nosotros también queremos discutir en qué Estado trabajamos y para quién trabajamos. Los trabajadores estatales, en un Estado que no esté al servicio de los intereses populares, no se van a salvar solos. No vamos a ganar estabilidad y Convenios Colectivos si el Estado no está al servicio de los intereses del pueblo argentino.

    Sobre esto nos empeñamos en trabajar durante el 2012, y le pusimos un punto y un hecho, que fue el 27 de Junio. Teníamos que encontrar una forma de unificar a los trabajadores del Estado, porque el modelo neoliberal nos fragmentó a un punto en el que prácticamente no nos conocemos. La pregunta era: ¿Cómo hacemos para que todos esos compañeros sientan que este sindicato es de ellos y que nosotros tenemos un destino común? Esta es la gran tarea, y buscamos lograrla el pasado 27 de Junio.

    El objetivo fundamental es el de honrar con toda nuestra voluntad e inteligencia este mandato que hemos recibido. El de generar las mejores condiciones para nuestros compañeros a la hora de pelear. Y cualquier compañero sabe que es mejor cuanto más seamos a la hora de dar la batalla. Y es mandato, no un capricho político, porque cada vez que vamos a hacer una asamblea los compañeros nos dicen ‘che, ¿por qué no se juntan?’. Tampoco está regalado, pero hay que seguir intentándolo porque en cualquier lugar al que uno vaya va a encontrar dos, tres, o más organizaciones a las cuales los compañeros están adheridos. Orgullosamente nosotros estamos convencidos de que la nuestra es la mejor, pero hay otros compañeros. ‘¿Por qué no se juntan?’, nos preguntan. Y ese mandato sencillo es el que nosotros hemos asumido: Juntarnos con otras organizaciones para ver si podemos hacer fuerza en cada provincia, en cada municipalidad, en el Estado Nacional.

    Juntémonos compañeros, porque no alcanza con nosotros, no hay que llevar a los compañeros a una lucha que tenga cantada su derrota de antemano. Hay que hacer el esfuerzo de generar las mejores condiciones para librar la pelea. Y nosotros hemos intentado durante el 2012 generar esas condiciones.

    El sentido de la unión, hoy más que nunca, sirve porque debe ser el socializante. La unión es la que tiene la posibilidad de reparar, aunque sea parcialmente, las desigualdades. Por ejemplo, hay algunas partes de ATE que con sus recursos podrán comprarse un auto o comprarse una sede propia, pero hay otros ATE que no. El camino de la unión es que entre todos juntemos recursos para que estos nos permitan ir reparando desigualdades. Y nosotros en eso, compañeros, este año hicimos un esfuerzo importante. Hicimos una inversión importante en ese sentido.

    Hemos comenzado a construir un hotel en la ciudad de Buenos Aires, que es donde lo estamos necesitando cada vez más por las derivaciones médicas, que por las crisis de las obras sociales provinciales que mandan a los compañeros para acá con apenas, en el mejor de los casos, la prestación en alguna clínica, pero sin alojamiento.

    Además, durante el 2012 adquirimos, con una inversión de más de dos millones de pesos, una importante flota de autos para dotar a ese 51 por ciento que no tenía vehículo propio, y que bien lo ha adquirido durante el 2012 o lo va a adquirir durante el 2013. El objetivo es que para fin de año el 100 % de nuestras Seccionales tengan un vehículo automotor para poder cumplir sus tareas. Porque si vamos a empujar el crecimiento de municipales en todas las localidades, los compañeros no pueden andar a pata para llevar la voz del sindicato. También podemos decir que todas nuestras Seccionales tienen conexión a Internet. Se han dotado también de computadoras a las que lo necesitaban.

    Estamos también en un proceso de construcción de varias nuevas sedes. En el mismo sentido, hemos lanzado un plan para ayudar a los Centros de Jubilados y a las Seccionales para la reforma de baños, que puede parecer una cosa tan secundaria, pero que en realidad es muy importante. Esas cosas son las que también estamos llevando adelante. No sólo el hotel, no sólo lo grande, sino también lo pequeño, lo de todos los días.

    Para este Consejo Directivo es muy importante el tema de que al termino del mandato tengamos un ATE más justo, un ATE donde no haya tanta diferencia entre unos y otros, un ATE más de iguales, un ATE donde el sueño de la sede propia pueda ser una realidad. Para esto, hemos intentado administrar con sabiduría, con la inteligencia que tenemos, poca o mucha, hemos intentado cumplir durante el 2012 este mandato que recibimos de nuestras bases: Dar pelea, no arrugar en ninguno de los espacios. Donde hay que ir a pelear, la Asociación Trabajadores del Estado va a estar peleando, y donde nos inviten a proponer, también vamos a estar proponiendo.

    A fin de cuentas, creemos en ese ATE: unido, solidario, democrático y federal. 

     

    - Cumpliendo el mandato (Editorial de la edición Junio 2013 de El Trabajador del Estado). Por Julio Fuentes.

     


    Relacionados



    Human Hair Extensions hair extensions for men paula young wigs cheap human hair wigs wigs for white women best human hair extensions Wigs for black women short wigs for black women human hair wigs for white women hair pieces for women Wigs for women wigs for women with thinning hair
    hair extensions for men human hair wigs wig types cap wigs best wigs hair extensions for men full lace human hair wigs clip on hair wigs hair wave african american wigs crochet braids with human hair