• ATE

    25 de octubre de 2019

    Opinión

    Por Griselda Cavaliere

    Secretaria de Acción Política de ATE Provincia de Buenos Aires

    La pesada herencia de Vidal en el IPS

    La pesada herencia de Vidal en el IPS

    La Gobernadora Vidal deja al Instituto de Previsión con resultado económico negativo y sin letras previsionales.  Una situación mucho peor que la que dejó Rodríguez Larreta en 2001.

    Lo que vienen haciendo con nuestro IPS, se enmarca en el plan nacional de Macri de desfinanciamiento de la Seguridad Social. Que se vio plasmada en la reforma previsional nacional de fines del año 2017, de carácter absolutamente regresiva y anticonstitucional y la reforma tributaria aprobada con la reducción de aportes hacia la seguridad social, en el marco del Pacto Fiscal firmado por la mayoría de los Gobernadores provinciales con el Gobierno Nacional.

    A semejanza de la estrategia nacional, la Gobernadora Vidal ante la imposibilidad de llevar adelante la reforma por la vía Legislativa en diciembre de 2017, profundizó el camino de quebrar el pilar fundamental del Sistema Previsional provincial, que es su carácter solidario. La solidaridad intrageneracional e intergeneracional que han sostenido el sistema durante más de 70 años puede verse quebrada a través del desfinanciamiento del sistema llevado adelante durante este Gobierno.

    Las maniobras encaradas por el Gobierno actual y sus funcionarios, apuntaron en dos direcciones. Por un lado quebrar la relación entre trabajadores en actividad y jubilados. Llevando un proceso jubilatorio compulsivo por presión o miedo, mas los retiros voluntarios,generando cargos vacantes sin el correlato de ingresos al Estado que aporten al sistema previsional. El ingreso de contratos monotributistas (sin descuentos previsionales hacia el IPS) en la Administración pública provincial, desde que llegó Vidal se cuentan de a miles en la Provincia de Buenos Aires. Con el colmo de todos, que quienes administran el IPS contratan trabajadores a quienes precarizan y por ende no aportan al mismo Sistema Previsional Provincial.

    Esto empezó a desbalancear las finanzas del IPS, en cuanto a que los recursos que ingresan al sistema empiezan a hacerlo a ritmo por debajo de los egresos.  Esto se corrobora cuando analizamos los ingresos de aportes al sistema por pago de salarios en actividad y contraponemos los recursos destinados al pago de jubilaciones y pensiones por parte del IPS.

    Por otro lado, a la falta de nuevos aportes que sostengan las nuevas jubilaciones, se le sumó un artilugio económico-financiero para atentar contra el Fondo acumulado de aportes previsionales del IPS, que se encuentran en Letras Previsionales, que constituyen el resguardo para el pago de jubilaciones.

    Recordemos que el IPS tiene un Patrimonio construido por años con una presencia importante de Letras Previsionales, producto de resultados contables acumulados desde 1998, surgidos de deudas y fondos utilizados para otros fines por los Gobiernos y reemplazados por dichos títulos. Se fueron acumulando año tras año, con solamente dos rescates de dicho Patrimonio a los efectos de cubrir resultados económicos adversos por las políticas aplicadas en el 2001 por el entonces presidente del IPS, Horacio Rodríguez Larreta.

    El Gobierno de Vidal ha desplegado una serie de mecanismos contables que dañan dicho Patrimonio previsional de las trabajadoras y trabajadores estatales.

    De esta forma el stock de Letras Previsionales del año 2018 con respecto a 2016 se redujo en 8.084 millones de $. Mientras los recursos que no están en “Inversión” y que se mantienen en deudas hacia el IPS de los organismos estatales empleadores por aportes y contribuciones aumentaron en más de 2.413 millones de $ en el mismo período, reduciendo, claramente, el Patrimonio del Instituto de Previsión Social.

    Esto no solo reduce el Patrimonio en general, si no que modifica el Activo del IPS, ya que mientras en 2016 las Inversiones representaban el 56% del mismo, bajaron a significar en 2018 solo el 30%. Y obviamente, los créditos a cobrar por parte del IPS (ingresos por aportes y contribuciones no efectuados por el empleador) pasaron a representar el 66% en 2018, cuando en 2016 lo pendiente de ingreso hacia el IPS significaba el 44% del Activo.

    Con la estocada final de Vidal, que provocó que el IPS cerrara 2018, con un resultado negativo de  7.736 millones de $. Y con números ocultos a la sociedad para lo que va de 2019, el panorama será un resultado negativo muy superior  para el cierre de este año 2019, y sin letras previsionales, ya que a este ritmo las pocas que quedaban  han sido liquidadas en lo que va del año.

    Este proceso de vaciamiento, se dio a través de irregularidades tales como no computar intereses ganados sobre el stock de letras previsionales, al no hacerlo a la cuenta “Inversiones” y cargarla a otra cuenta, de forma de eludir el pago de más intereses como establece la Ley previsional en su artículo 6.Ya que modifican el saldo de las Letras, al no adicionarles los intereses correspondientes al stock de Letras, y sobre este nuevo valor (menor) el Gobierno debe pagar intereses (menores) que son a favor del IPS.Como así también al constituir Letras a la Vista y no Letras Previsionales, también como una forma de eludir intereses.

    Estas entre otras maniobras, representan la clara intención del gobierno de Vidal de no respetar al IPS como un ente público no estatal, con individualidad patrimonial y autonomía constitucional, y principalmente, llevar adelante el desfinanciamiento y vaciamiento del IPS para quebrar los principios fundamentales del sistema de seguridad social solidario y encaminarlo en el proyecto nacional de Macri, de destrucción de la seguridad social.

    La Gobernadora Vidal, será recordada por lxs trabajadorxs estatales como quien, por segunda vez desfinancia al IPS, pero quedará en primer lugar ante el desastre integral  provocado al sistema previsional provincial, superando ampliamente a su compañero de partido político Rodriguez Larreta que el 2001 generó un agujero económico al IPS, con la diferencia en ese momento, que un colchón de Letras Previsionales amortiguaron por dos años consecutivos el pago de jubilaciones, período en que el IPS retomó el camino de la Seguridad Social.

    Por eso, nunca más estas políticas nefastas en la Provincia de Buenos Aires que perjudican al Sistema Previsional Solidario.

    El IPS es de las trabajadoras y trabajadores en actividad y jubilados, y de una vez por todas debemos avanzar en políticas a favor de quienes sostenemos el sistema.

    Por eso, es necesario, entre otras medidas:

    LA DEFENSA IRRESTRICTA  DEL SISTEMA PÚBLICO DE REPARTO Y SOLIDARIO

    TODXS LOS TRABAJADORXS PUBLICOS PROVINCIALES Y MUNICIPALES DEBEN HACER SUS APORTES PREVISIONALES Y SOCIALES AL IPS Y AL IOMA RESPECTIVAMENTE.   Y LOS ORGANISMOS ESTATALES INGRESAR LAS CONTRIBUCIONES PATRONALES CORRESPONDIENTES.

    FIN DEL CONGELAMIENTO AL INGRESO A PLANTA PERMANENTE.

    PASE A PLANTA DE TODXS LXS TRABAJADORXS PRECARIZADOS.

    RESTABLECIMIENTO DE LA CARRERA ADMINISTRATIVA.

    REGULARIZACIÓN  DE TODAS LAS SUMAS SALARIALES QUE NO SE AJUSTAN A LA LEY Y POR LO TANTO NO APORTAN A LA SEGURIDAD SOCIAL. (Aquellas que no tienen descuentos previsionales ni sociales. que terminan no constituyendo salario para lxs trabajadorxs en actividad y jubiladxs).

    AUMENTO DE LAS CONTRIBUCIONES PATRONALES.

    ELECCION DEMOCRÁTICA DEL DIRECTORIO DEL IPS, POR EL VOTO DIRECTO Y SECRETO DE LOS TRABAJADORXS ACTIVOS Y JUBILADOS.

     

     

     


    Relacionados