• Mendoza

    5 de julio de 2019

    “El Gobierno debe responder a denuncias de las trabajadoras del Hospital Notti"

    Los testimonios del conflicto dieron cuenta de la crueldad con la que se maneja desde hace tiempo la patronal.

    Así lo manifestó Adriana Iranzo, secretaria adjunta de CTA Autónoma Mendoza y referente de las Mujeres de ATE Mendoza, al encabezar la retención de servicio que las técnicas anestesistas del turno mañana del Quirófano realizaron hoy en el nosocomio, en reclamo contra el maltrato, la persecución, el acoso laboral y los descuentos de sueldo que sufren.

    “Nuestro gremio exige el cese de la violencia institucional y el acoso laboral que padecen las compañeras de todo el servicio desde hace dos años. Entre otros avasallamientos, ellas llegan 15 minutos antes del horario dispuesto, pero igual les realizan descuentos de salario. Las compañeras han denunciado estos atropellos frente a diferentes autoridades, sin obtener respuestas concretas, porque evidentemente, Mendoza no está preparada para combatir la violencia de género e institucional. Por eso, desde ATE impulsamos en cada lugar de trabajo una lucha para que se erradique todo tipo de violencia”, puntualizó la representante gremial.

    Con respecto a la precarización que también padecen las compañeras, la referente de Mujeres de ATE Mendoza recordó que “la Ley Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (21061) establece que los trabajadores que atienden a los niños tienen que estar en planta permanente del Estado. Pero el director del hospital utiliza prestadores para atender a los niños de Mendoza”.

    Los testimonios del conflicto dieron cuenta de la crueldad con la que se maneja desde hace tiempo la patronal, donde una compañera técnica anestesista reconoció que “hace años que venimos con estos reclamos y nadie nos escucha. Nos descuentan un 30% del salario, siendo que tenemos la carga horaria completa. Encima este descuento se realiza sólo a 6 técnicas, porque el resto de los técnicos del Quirófano no sufren ningún descuento. Nos persiguen todo el tiempo con las tareas que realizamos, nos maltratan y nos ningunean. Por ejemplo, la jefa de área, Graciela Bustos, no nos dirige la palabra ni para saludarnos, desde hace más de un año. Y los materiales que preparamos para mandar a esterilización sólo lo hacemos nosotras en el turno mañana, ya que ninguno de los técnicos varones lo hace”.

    En esta misma línea se expresó otra compañera del sector, al confesar que “tratamos de poner lo mejor de nosotras, pero nos tocan el sueldo injustamente y no podemos permitirlo. Denunciamos estos atropellos en reiteradas ocasiones pero nadie nos escucha. Hay una parte del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) que establece que las personas que trabajan en ambientes cerrados en permanente contacto con gases anestésicos y rayos ionizantes, les corresponde una licencia profiláctica. Sin embargo, nunca tuvimos acceso a esta licencia especial, gracias a que nuestra jefa presentó un informe descartando el contacto con este tipo de gases que mencionamos. Una medida arbitraria que perjudica al personal de todos los hospitales de la provincia. Pero lo cierto es que más allá de la voluntad de la patronal, los trabajadores de las áreas de Quirófano tenemos el derecho a gozar de estas licencias, contempladas en nuestro CCT”.

    Otra compañera técnica anestesista del turno mañana del Quirófano también remarcó que “nos persiguen también con los partes médicos. Descreen de la veracidad de nuestras enfermedades, llaman a los profesionales que firman los partes y nos mandan los médicos laborales”.

    En cuanto a las medidas de acción directa que nuestro gremio pretende profundizar, Adriana Iranzo confirmó que “esperamos la voluntad del Gobierno para atender estos reclamos que están afectando la integridad psicofísica de las trabajadoras del Hospital Notti y también la de los niños que deben atender. Porque si no tengo un trabajador en buenas condiciones de trabajo, obviamente los niños también lo padecen. Necesitamos soluciones efectivas y urgentes. Vamos a pedir procesos sumariales para los jefes que realizan violencia contra las compañeras y también vamos a exigir que todos los encargados de áreas y directores de efectores de Salud se capaciten en violencia de género, violencia institucional y acoso laboral. Precisamente, la OIT recomendó el convenio 190, donde queda avalada la necesidad de respetar nuestros derechos frente a la constante discriminación que sufrimos en cada lugar de trabajo”.

    ATE Mendoza


    Relacionados