• Nacional

    23 de abril de 2019

    Represión a la FENAT en su movilización al Ministerio de Desarrollo Social

    La movilización denunciaba que el hambre es un crimen y para reclamar políticas sociales y económicas que generen trabajos y vidas dignas.

    Este mediodía, la Federación Nacional Territorial (FENAT) movilizó en todo el país denunciando que el hambre es un crimen y reclamando políticas sociales y económicas que permitan tener trabajos y vidas dignas. En la Ciudad de Buenos Aires, la gran columna de trabajadores y trabajadoras llegó al Ministerio de Desarrollo Social donde fueron reprimidos con gases lacrimógenos por un desmedido operativo policial, que además se llevó detenido a un trabajador cartonero, Tomás Onoris. Además, el abogado de la Central, Pablo Kleiman, tuvo que ser hospitalizado por los gases lacrimógenos. La FENAT decidió acampar si la única respuesta es la represión.

    Los trabajadores y las trabajadoras de la FENAT se concentraron en Avenida de Mayo y 9 de Julio pasadas las 12 del mediodía y movilizaron al Ministerio de Desarrollo Social para volver a reclamar a la ministra Stanley trabajos dignos para el pueblo y que se termine con el hambre que es un crimen de Estado.

    Ricardo Peidro, secretario general de la CTA Autónoma dijo: “estamos con los compañeros y las compañeras de la FENAT, en esta movilización multitudinaria que estamos realizando para terminar con el hambre en la Argentina, contra la infantilización de la pobreza que abarca al 50% de nuestros niños y niñas y contra las políticas de hambre del Gobierno de Macri”.

    Peidro señaló además que denuncian “la intención de dar soluciones penales a este tema del hambre y de la pobreza, queriendo bajar la edad de imputabilidad para nuestros jóvenes y niños. Vamos camino al paro con movilización que vamos a hacer el 30 de abril, más temprano que tarde vamos a doblarle el brazo a este Gobierno y a sus políticas neoliberales”.

    También estuvo presente Claudia Baigorria, secretaria general adjunta de la CTA-A, quien remarcó: “estamos acompañando a la FENAT para exigirle a la Ministra Carolina Stanley que atienda los reclamos y las demandas de los sectores más pobres de nuestra sociedad porque es verdaderamente una ignominia lo que está ocurriendo: al día de la fecha ya ha superado el 36% la cantidad de pobres en nuestro país, un país hecho de pan que puede abastecer de alimentos a 400 millones y sin embargo en nuestro país la gente tiene hambre. No queremos más planes, queremos que desaparezca la pobreza”.

    Oscar De Isasi, Secretario general de la central obrera en la provincia de Buenos Aires expresó: “estamos en esta multitudinaria marcha protagonizada por quienes en su mayoría desarrollan tareas en la informalidad o y son trabajadorxs de la economía popular. Este modelo los excluye y no los reconoce como trabajadores y trabajadoras, pero nosotros reafirmamos nuestra convicción de que trabajadores son todas aquellas personas que viven, quieren vivir o vivieron de su trabajo. A no nosotros no nos da identidad el patrón por el tipo de relación laboral que tengamos, sino la voluntad de ganar el pan fruto de nuestro trabajo”.

    Omar Giuliani, coordinador de la FENAT, explicó: “una vez más, como está en el ADN de esta Central, con la Federación no nos quedamos quietos porque este genocidio social que se viene desarrollando en nuestro país con el hambre, tiene que ser denunciado, por eso salimos a la calle porque queremos construir un piso de dignidad para nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras”.

    Y señaló: “en este sentido, hoy vemos cómo la respuesta de Stanley es la militarización del Ministerio de Desarrollo Social y la negación al diálogo. Como decía Emiliano Zapata: si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para los gobiernos”.

    Pablo Spataro, secretario general de la CTA Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires, agradeció la presencia de la Ctep y su solidaridad, así como de las juntas internas de ATE: “hace pocos minutos nos recibieron funcionarios sin decisión política que no nos dieron respuestas a nuestra propuesta de declarar la emergencia alimentaria, por lo tanto sostenemos la decisión de permanecer en la calle hasta que tengamos las respuestas que necesitamos”.

    El dirigente dijo además que “nosotros y nosotras no confiamos en las palabras de aquellos funcionarios que traen hambre, confiamos en la fuerza y el compromiso de todos los compañeros y compañeras que están acá hoy bancando lo que decidimos en nuestro plenario, por eso seguiremos en la calle hasta que aparezcan las respuestas que vinimos a buscar. A la ministra Stanley le queremos decir que esta calle está inundada de dignidad”.

    “Queremos denunciar que tenemos un compañero detenido de Berazategui, hacemos responsable a este Gobierno de esa detención y de lo que le pase a ese compañero. Tenemos compañeros heridos y golpeados que están en el Argerich”, concluyó Spataro.

    Equipo de Comunicación de la CTA-A - www.agenciacta.org


    Relacionados