• Nacional

    17 de abril de 2019

    Marcha de Antorchas contra el ajuste y los despidos en Ciencia y Tecnología

    Cientos de trabajadorxs e investigadorxs de la Ciencia y la Tecnología se movilizaron desde el Palacio Pizzurno hasta la Plaza de Mayo.

    En la tarde de hoy se realizó una Marcha de Antorchas desde el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación -ubicado en el Palacio Pizzurno-, hasta la Plaza de Mayo. Cientos de trabajadores y trabajadoras, en su mayoría investigadores de organismos estatales como CONICET, CNEA, INTA o INTI, se congregaron para repudiar los ajustes y despidos en las áreas de Ciencia y Tecnología llevados adelante por el Gobierno de Mauricio Macri.

    Rodolfo Kempf, trabajador de CNEA y dirigente de ATE y de la CTA-A, detalló: “Estamos en el Ministerio de Educación, en esta Marcha de Antorchas hacia Plaza de Mayo, en el marco de la expulsión, por parte del Gobierno, de 1.100 investigadores del CONICET en el último rechazo para el ingreso a Carrera. Se trata de profesionales jóvenes que se vienen desempeñando en el área de las Ciencias Sociales, Exactas, Naturales y Tecnología. Este Gobierno ha logrado sacrificar y tirar por la borda todo el esfuerzo de los últimos quince años, con una política, en el área Científico-Tecnológica, que le viene dando la espalda a 60 años de desarrollos tecnológicos nacionales. En el área nuclear, por ejemplo, el proyecto que para el propio Gobierno es un emblema, el reactor modular argentino CAREM, tiene presupuesto cero”.

    Kempf además dijo: “Entendemos que la Ciencia y la Tecnología son parte del entramado industrial de un país que se tiene que pensar soberano en energía, en tecnología, en forma alimentaria, y con el conocimiento pleno de su historia para poder ir para adelante por la liberación que precisa nuestra Patria. La semana que viene concurriremos al polo científico, donde vamos a expresar toda nuestra bronca y, si es posible, nos vamos a quedar ahí realizando una permanencia hasta que se pueda incorporar a muchos de los compañeros que han sido expulsados hace diez días”.

    “En la movilización de hoy estamos participando desde ATE Nacional en conjunto con las Juntas Internas de ATE CNEA, ATE INTA, ATE CONICET, y todos los organismos del área científico-técnica. También están presentes aquí la CONADU Histórica, agrupaciones de Ciencia y Tecnología, centros de estudiantes universitarios e investigadores, entre otros”, agregó el dirigente de ATE Nacional.

    Por su parte, Laura Kniznik, trabajadora de CNEA y Secretaria General Adjunta de la Regional Norte de CTA-A Capital, dijo: “Hace diez días se conocieron los resultados de los ingresos a Carrera del Investigador Científico, que sería el Pase a Planta Permanente dentro del CONICET. Se trata, en su mayoría, de personas que venían trabajando con una modalidad precaria de becas. Algunos tenían hasta diez años bajo diferentes modalidades de becas. Entraron sólo 450 personas, y quedaron 2.100 afuera. Al conocerse estos resultados, hubo una movilización al Polo Científico en la cual se charló la posibilidad de hacer algo aquí para mostrar la protesta frente a estos recortes y al ajuste en general: Al desfinanciamiento del sector y a los despidos y expulsiones, en particular de todos estos compañeros y compañeras”.

    Sin investigadorxs no hay futuro

    María Soledad Gori, una de lxs 2.100 becadxs que quedaron afuera del ingreso, describió: “Yo trabajo en el área de inmunología de la reproducción: Desde la ciencia básica realizo investigación para poder mejorar las chances de embarazo en mujeres con aborto espontáneo recurrente o con fallas en fertilizaciones in vitro, con el objetivo de que luego esas investigaciones puedan ser utilizadas en la ciencia aplicada”.

    La compañera luego contó: “Fui becaria post-doctoral hasta el viernes. Tuve una beca doctoral durante cinco años, más tres años de beca post-doctoral. En realidad voy a seguir en mi cargo hasta fin de mes, pero el pasado viernes me enteré que quedé expulsada del organismo porque no logré llegar a entrar bajo los nuevos criterios que vienen de la mano del ajuste. Encima ahora nos amenazan con que la próxima convocatoria será igual o peor: 450 cargos o menos. Por eso estamos movilizando, para tratar de visibilizar y romper ese techo”.

    “Dentro del sistema científico el CONICET es uno de los organismos donde uno puede aplicar sus conocimientos de manera más general. Quizás INTA, INTI y CNEA tienen ramas más especializadas. Por esto, si uno está especializado en la investigación del área de Salud, no tiene demasiadas alternativas, ya que los hospitales tampoco tienen investigación hoy en día. Dentro del ámbito privado los lugares para realizar este trabajo no existen, por lo que es muy difícil para los que quieren seguir en el ámbito científico luego del post-doctorado. Queda sólo dar clases en universidades o CONICET. Por eso aspiramos a entrar como sea, pero si no podemos romper este techo, sabemos que quedaremos de vuelta afuera. Hay gente que quedó afuera por tercera vez y el recorte es cada vez más fuerte”, agregó la investigadora.

    Prensa ATE


    Relacionados