• Nacional

    17 de abril de 2019

    Centenario de la OIT: La CTA-A organizó debate sobre el futuro del trabajo

    Se llevó a cabo en el Anfiteatro del Hotel Quagliaro de ATE.

    Líderes sindicales argentinos, el Secretario Adjunto de la Confederación Sindical Internacional, Víctor Báez; y el titular de la Oficina Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira disertaron este miércoles sobre el presente y el futuro del trabajo. “Necesitamos construir una estrategia de la clase trabajadora para cambiar el orden social vigente”, arengó Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA-Autónoma, organizadora de este seminario internacional.

    Al cumplirse cien años de la creación de la Organización Internacional del Trabajo, el organismo especializado de las Naciones Unidas más antiguo y que regula las relaciones entre Estados, trabajadores y empresarios, y en consonancia con el 50º aniversario de la creación de la Oficina País de la OIT en Argentina, la CTA Autónoma realizó una charla-debate sobre el presente y el futuro del trabajo desde una mirada obrera.

    El primer panel del evento realizado en el Anfiteatro del Hotel Quagliaro de ATE estuvo integrado por Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la Oficina para Argentina de la OIT; Víctor Báez, ex Secretario General de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) y actual Secretario General Adjunto de la Confederación Sindical Internacional (CSI); Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA-A; Hugo ‘Cachorro’ Godoy, Secretario General Adjunto de la CTA-A y Secretario General de ATE; Claudia Baigorria, Secretaria General Adjunta de la CTA-A; y Luis Cáceres, Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera (UOLRA).

    Peidro se refirió en su disertación a la vigencia de la perspectiva de los trabajadores, de la CTA-A, de sus orígenes en la década del ‘90, de que la condición del trabajador no la da el patrón, sino su impronta. “Por eso, en la CTA, están representados todas y todos”, dijo.

    “En las cuestiones tripartitas, con el avance de los gobiernos de derecha, las corporaciones multinacionales y el capital financiero, la OIT más que un órgano tripartito, es un 2 a 1 contra los trabajadores; por lo tanto, es fundamental desde la clase trabajadora construir poder y unidad para enfrentar a este poder”, subrayó Peidro, quien además recordó: “La CTA-A ha elaborado recientemente dos documentos sobre la temática de este encuentro, uno es ‘Alternativa para un nuevo orden social y económico desde la perspectiva de los trabajadores´, el otro es en unidad con otras organizaciones del campo social, pastoral y las PyMEs, que es la mesa de diálogo por el trabajo y la vida”.

    El dirigente rechazó: “Pretenden hacernos creer que el futuro del trabajo es un trabajo sin derecho y es al revés, para nosotros es trabajo con más derechos. Ese concepto del futuro del trabajo de las grandes corporaciones, del capital financiero lo rechazamos en unidad y con propuestas. Lo que para nosotros son avances para ellos es costo laboral. Los patrones en la OIT quieren cercenar el derecho de huelga y ese es un nuestro derecho fundamental”.

    “Transformar lo que nos quieren imponer es un hecho revolucionario. Creemos que cuando cambiemos este orden social será un hecho revolucionario”, concluyó Peidro.

    En su disertación, Báez aseveró: “El futuro del trabajo depende de la política también, ustedes ya saben su futuro si Macri gana de nuevo. José Mujica decía que la política es sacarles a los capitalistas para darles a los trabajadores. Hablamos del futuro de la sociedad, por eso la solución es crear más puestos de trabajo”.

    El Adjunto de la CSI dijo: “Hay sectores empresariales con los que podríamos aliarnos, que son las pequeñas y medianas empresas eso me molesta dentro de la OIT a quienes manejan los intereses empresarios que son las corporaciones y no a todos los empleadores. A saber, por cada millón de dólares que gana una corporación, crea de 1 a 6 empleos, según Cepal, mientras que las pymes crean el 60 por ciento de los empleos”.

    “Nuestra política –detalló Báez- es contraria a la del Fondo Monetario, el Banco Mundial y los gobiernos neoliberales que pretenden que el futuro del trabajo se desregule, mientras que en la OIT hablamos de protección garantía universal laboral porque la OIT debe basarse en principios de la justicia social. Empleo, pleno y decente para la población, esto estamos defendiendo”.

    Cuando tomó la palabra Furtado de Oliveira, este felicitó a la CTA-A “por sus aportes para pensar el presente y el futuro del trabajo, por la puesta en marcha del nuevo protocolo contra la violencia de género implementado a nivel nacional”.

    Aseguró: “Los cambios tecnológicos, demográficos y climáticos están modificando el futuro del trabajo. Necesitamos entender de qué manera esos cambios pueden ser una oportunidad mediante un proceso de diálogo entre el sector sindical, empresario y gobiernos, como lo venimos haciendo desde 2015”. Y amplió: “La idea es que estos informes se discutan en la conferencia centenaria de junio con los 187 estados miembros y transformar estos desafíos en oportunidades”.

    Luego, Cáceres convocó a “discutir el rol de trabajadores, del movimiento obrero ante esta nueva realidad que vive la clase trabajadora en el mundo productivo que es el avance tecnológico, porque la clase trabajadora hoy es otra, cada vez se necesitan menos trabajadores, este sistema descarta a millones y millones”. “Ante esta realidad que nos divide en trabajadores con patrón y con derechos, trabajadores con patrón pero sin derechos, y trabajadores de la economía popular que se organizan en un nuevo sindicalismo sin patrones”, agregó.

    El dirigente ladrillero llamó a construir “un futuro con justicia social y los únicos que lo pueden construir son los generadores de riqueza, los trabajadores”.

    La moderadora del panel, Claudia Baigorria, sostuvo que en este debate “no puede estar ausente la perspectiva de género”, y agregó: “Nuestras organizaciones deben despatriarcalizarse, y con orgullo decimos que tenemos un protocolo que ya se implementa en todos los ámbitos de la CTA-A y que nuestra Central es la primera que puede exhibir y mostrar un protocolo para prevenir las violencias de género”.

    En la apertura del encuentro Hugo ‘Cachorro’ Godoy, dijo: “Estamos organizando el paro activo nacional como respuesta a esta catástrofe social que está atravesando al país por las políticas neoliberales y la subordinación al FMI. Es fundamental el pensamiento, la capacidad de propuesta y construir alternativas y por eso desde CTA-A convocamos a este encuentro para profundizar desde los trabajadores las propuestas por el presente y el futuro del trabajo”.

    Segundo panel: El presente del trabajo, desafíos y perspectivas desde Argentina

    El panel estuvo compuesto por Cynthia Pok, Secretaria de Formación de CTA-A; Juan Carlos Schmid, Secretario General de FeMPINRA, CATT y Dragado y Balizamiento; y Marcelo Cappiello, Secretario General de SECEIC y Miembro Coordinador Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de Industria de la CTA-A.

    Cynthia Pok dijo: “La digitalización del planeta y la revolución del trabajo, en nuestra era, implica también que acaban de digitalizar los tachos de basura de la calle Corrientes para que los y las cartoneras no puedan acceder a sus contenidos. Estamos en un marco de ficciones en torno a las cuales este futuro hipertecnologizado no sirva a los empresarios para justificar la precarización laboral de hoy”.

    En relación al presente, Pok agregó: “Tenemos que reconocer que los mitos que el Gobierno creó al principio de la gestión, se están cayendo. Hay visibilidad de que estamos mal, y eso es gracias al trabajo y a la lucha de nuestras organizaciones. Lo que no sabemos es cuánto va a durar la tolerancia, y en eso las organizaciones tenemos que asumir las responsabilidades que nos tocan”.

    Por otra parte, la Secretaria de Formación de la Central, contó el conflicto de los trabajadores y trabajadoras del INDEC y la lucha que dieron junto a ATE y CTA-A en defensa de las estadísticas públicas y la información confiable. “Lo que se está destruyendo es el bloque del aparato productivo, y con él, los astilleros, las fabricaciones militares, etcétera. Esto implica para los trabajadores mantener y sostener el esquema de la precariedad laboral, que no es un daño colateral del sistema, sino la esencia del modelo productivo. Por lo tanto vamos a convivir con él un tiempo y será objeto de nuestras peleas”.

    En relación a la pobreza dijo: “Más del 30 por ciento de las familias está por debajo de la línea de pobreza, y lo que le falta a esas familias son 9.570 pesos para llegar a esa línea. Las mujeres jóvenes duplican la tasa de desocupación del conjunto”.

    Luego fue el turno de Juan Carlos Schmid: “El discurso dominante habla de lo que sucede como una fatalidad y sus economistas dicen que esto es así, sin discusión: La digitalización y el trabajo 4.0 encubre la desigualdad”. El dirigente destacó además que es cierto que la civilización avanzó en algunos temas pero, como nunca, ha crecido la desigualdad y la pobreza: “Todo los gobiernos han contribuido a que hoy tengamos 16 millones de pobres”.

    Schmid subrayó: “Frente a los cambios tecnológicos que están sucediendo tenemos que mirar a lo que pasó cuando apareció la máquina de vapor y la revolución que implicó, pero luego la Revolución Industrial implicó más mano de obra. Nosotros estamos llamados a encontrar cómo superar esta etapa y generar esperanza para la civilización”.

    El último orador fue Marcelo Cappiello, quien empezó citando a Manuel Belgrano cuando en 1820 dijo: "No exportemos cuero, exportemos zapatos”. “Hoy estamos ante un Gobierno que vino a romper nuestra matriz productiva y nuestro desafío es qué les dejamos a nuestros hijos porque la matriz de injusticia se ha multiplicado de manera exponencial”, señaló Cappiello.

    Cappiello dio ejemplos: “Amazon el año pasado ganó 11 mil millones y pagó tasa cero de impuestos, pero además, el Gobierno de Estados Unidos le devolvió 110 millones de dólares adicionales. En nuestro país, Mercado Libre vale en la bolsa más que YPF y Techint, y también tiene exenciones impositivas, mientras que Astilleros, Fabricaciones Militares, el INTI y toda la matriz productiva, están en la mira de los saqueadores locales”.

    Equipo de Comunicación de la CTA-A - www.agenciacta.org


    Relacionados