• Fab. Militares

    15 de abril de 2019

    ATE denunció al Director de Producción de FM Villa María

    Lo señalan por incumplir su rol de funcionario público, por inventar niveles de producción, no recibir al gremio y tener la oficina en su casa.

    ATE Villa María envió una carta documento al subinterventor de Fabricaciones Militares, Fernando Speranza. La misiva, que lleva la firma del titular del gremio, Fernando Mercado, denuncia al Director de Producción del organismo por no recibir a lxs trabajadores  y por “mal desempeño de funcionario público”.

    “Luego de haber agotado  la vía administrativa en innumerables oportunidades, y denunciando todas las irregularidades que se vienen manifestando dentro de Fabricaciones Militares  y al no obtener respuesta enviamos carta documento con denuncias contra Lucioni”, afirmó Mercado. Y añadió: “No solo que no recibe a los trabajadores, sino que tampoco da soluciones concretas a los reclamos y observaciones hecha por los trabajadores”.

    Así, el gremio denunció administrativamente al Director de Producción de Fabricaciones Militares,  Eldo José Lucioni, un teniente coronel radicado en Villa María. Lo acusan de cobrar tres sueldos y de trabajar desde su casa sin ir jamás a su oficina, entre otras cuestiones.

    Así, la carta indica: “La Fábrica Militar Villa María se está inventando, sí, así como usted lo advierte y lo dejamos denunciado, niveles de producción que no condicen con los estándares históricos. Dichos niveles no se pueden alcanzar por la falta de personal, ausencia de bomberos, con grave afectación de la seguridad y falta de mantenimiento”.

    Asimismo que: “Creemos que existe una actitud maliciosa, incumplimiento de normas, reglamentos y protocolos, que encuadraría en mal desempeño de funcionario público. A ello debe sumarse las constantes amenazas de despidos y suspensiones, la permanente intimidación a los trabajadores en una cabal muestra de abuso de autoridad, que lo único que hace es generar preocupación, zozobra y malestar entre los trabajadores de la planta”.

    Agregan que Lucioni no cumple con la dedicación laboral “a tiempo completo” que, según el gremio, exige el carácter de la función que cumple. “Además de cobrar su salario como militar, hace lo propio por el cargo que desempeña en Fabricaciones y percibe el salario por el ejercicio de la docencia en la Universidad Tecnológica Nacional, Regional Villa María, lo que a nuestro criterio entra en colisión con la normativa que impide a estos funcionarios percibir más de un salario en el ámbito de la administración pública”.

     “Como si fuera poco -dice la carta documento- ha trasladado su oficina, es decir, su despacho público porque es funcionario del Estado nacional, a su domicilio particular, donde nadie puede concurrir ni a nadie se recibe”.

    La misiva concluye instando al subinterventor a tomar las medidas administrativas y, si fuera necesario, penales pertinentes, con la participación de las y los trabajadores.

    Prensa ATE


    Relacionados