• Nacionales

    8 de abril de 2019

    Paritaria: Con represión no hay negociación, crónica de un ajuste anunciado

    ATE se levantó de la reunión paritaria por incidentes con la policía.

    En el día de hoy, asistimos al Ministerio de Trabajo a la negociación para la recomposición salarial de lo perdido en el año 2018, que a la fecha asciende al 31%. Allí fuimos sorprendidos por centenares de policías del cuerpo de infantería que reprimieron a nuestros compañeros y compañeras.

    Frente a esta situación, reclamamos a las autoridades del gobierno el cese de la represión y el pase a cuarto intermedio de la negociación para una próxima fecha. La patronal se negó a otorgar el cuarto intermedio y aprobó junto a UPCN, la miserable propuesta de 2000 pesos en abril, el 3% en mayo, y 130 pesos por mes por presentismo.

    Frente a esta propuesta nuestra ATE la rechaza por insuficiente, confiscatoria del salario para ser transferido al pago de la deuda externa, de acuerdo a los dictados del FMI, a los cuáles el gobierno somete al pueblo. El empobrecimiento que resulta de este ajuste sin fin, arroja a más del 50% de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública Nacional debajo de la línea de pobreza y condena a los trabajadores y trabajadoras provinciales y municipales a vivir en la indigencia.

    Si el gobierno nacional fracasó en todas las propuestas y promesas por las cuáles fue votado, o si mintió descaradamente en la campaña electoral, y bajar los salarios a 400 dólares era su objetivo, resulta un dato que no altera nuestra respuesta, que debe ser la de terminar con estas políticas de ajuste, endeudamiento, y saqueo de recursos económicos y naturales.

    Resulta indispensable recuperar el rol del Estado, como garante de la equidad social y de los derechos de las mayorías populares.

    Exigimos que no haya ningún y ninguna trabajador/a estatal por debajo de la línea de la pobreza, por lo que reclamamos un aumento a partir del mes de abril de un 31% para todas las categorías. Asimismo, para aquellas categorías que aún con este aumento queden debajo de la línea de pobreza (establecida por el INDEC en $27570,43), exigimos un aumento extraordinario hasta alcanzar dicho monto.

    En la Argentina de hoy, una familia tipo  necesita $42.400 para cubrir una canasta familiar que le permita vivir dignamente.

    En contraposición con las políticas de ajuste que exige el FMI, seguimos reclamando la eliminación del impuesto a las ganancias sobre el salario de los y las estatales (el absurdo del modelo económico que hace que con 28 mil pesos se caiga en la línea de la pobreza y con 38 mil se tenga que pagar impuestos a la ganancia).

    Exigimos el cese de los despidos en el Estado y la inmediata reincorporación de los y las trabajadorxs despedidxs.

    Desde ATE seguimos reclamando por el pase a planta permanente de todos y todas lxs trabajadorxs del Estado, solicitamos la apertura de todos los convenios colectivos sectoriales,  y exigimos que se reconozcan todas las licencias previstas en el Decreto 3413/79 para la percepción del presentismo. Señalamos con especial preocupación, que las licencias de cuidados de los/las/les niñes  no reconocidas profundizan la inequidad de género.

    Exigimos que se convoque nuevamente a la Comisión Negociadora General para resolver todas aquellas cuestiones que profundizan la inequidad de género existente en el Estado Nacional, que afectan a la situación de las mujeres trabajadoras, como ser la elaboración de protocolos de violencia de género, la creación de los jardines maternales, las ampliaciones de las licencias por maternidad, y que se devuelvan los descuentos efectuados a las trabajadoras que hicieron uso legítimo de su derecho a huelga en el Paro Internacional de Mujeres del 8 de Marzo.

    En el marco de las medidas de reducción de estructuras, funciones y financiamiento del Estado, exigimos que los Ministerios degradados en secretarías (Salud, Ciencia y Tecnología, Trabajo, Cultura, entre otras) sean re jerarquizados con el correspondiente financiamiento por rentas generales.

    Rechazamos enfáticamente, la utilización del fondo de garantía de sustentabilidad para cualquier otro fin que no sea el de garantizar la seguridad social y la jubilación digna de los y las trabajadorxs.

    Seguimos construyendo más unidad, mas lucha, más debates, mas organización para avanzar hacia la discusión paritaria 2019 que se va a convocar a fin de mayo del corriente año.





    Relacionados