• Rosario

    12 de marzo de 2019

    Paritaria: Basta de negociar migajas

    Desde el gremio convocaron a un plenario para debatir medidas tras la oferta “lamentable” de una suma fija de $1200.

    Ante la propuesta vergonzosa del gobierno, la Seccional ATE de Rosario planteó la necesidad de una recomposición salarial y convocó a un plenario para el miércoles 13 a las 10 hs, para definir la postura del gremio y las acciones a seguir. El mismo se realizará en el marco de un cese de actividades.

    En un nuevo capítulo de la discusión paritaria 2019, el gobierno provincial hizo una oferta lamentable: una suma fija de $1.200 a cuenta de futuros aumentos por cláusula gatillo, es decir, que se irá descontando de lo que corresponda recibir por la inflación. Una cláusula gatillo que, hay que recordar, pretenden que tenga un tope, en base a los ingresos que recaude la provincia.

    Esta propuesta, vergonzosa desde todo punto de vista y absolutamente repudiable desde la realidad de los trabajadores y las trabajadoras de Santa Fe, fue sin embargo matizada por el paritario que dice defender nuestros intereses. Jorge Hoffmann, titular de ATE provincial, aunque asegura que no aceptarán este ofrecimiento, observa que lo importante de la reunión fue que “comienza a destrabarse la propuesta original del gobierno que sólo planteaba como política salarial la cláusula gatillo con tope, sin suma fija y sin porcentajes”.

    Así, una vez más, tal como viene sucediendo desde hace años, corre a la cola de los ofrecimientos del gobierno, tratando de multiplicar las migajas que oferta, y sigue sin llevar una propuesta en base a las necesidades reales de los trabajadores y las trabajadoras a quienes debería representar.

    Nuestras necesidades

    La realidad es que quienes trabajamos para el Estado provincial tenemos salarios de miseria, ingresos que en promedio no alcanzan a cubrir el costo de la canasta básica para sobrepasar la línea de pobreza, que el INDEC estableció en $ 26.442,92 a enero de 2019. Y por lo tanto, lejos del salario mínimo que establece la Junta Interna de ATE en ese organismo, que alcanzó a $40.614,3 para ese mismo mes.

    Hemos repetido que la cláusula gatillo, tal como se viene aplicando los últimos años, no alcanza para enfrentar la inflación real, además de que llega tarde y mal. No sólo se actualiza con dos meses de atraso, sino que los rubros que más aumento han tenido en el cálculo de la inflación son aquellos en los que quienes vivimos de nuestro trabajo no podemos ajustar: alimentos, tarifas y transporte. Allí van a parar la mayor parte de nuestros ingresos. Por eso insistimos con que la cláusula gatillo no garantiza el poder adquisitivo de nuestros salarios.

    Lo que hay que lograr, entonces, no es una cláusula gatillo un poco mejor o un porcentaje un poco más elevado, sino salarios dignos. Y eso sólo puede alcanzarse modificando sustancialmente la política salarial en Santa Fe. Lo que necesitamos es una recomposición de nuestros sueldos que imponga un piso de dignidad desde el cual sí se puedan discutir porcentajes de aumentos o medidas de revisión salarial en base a la inflación.

    Democracia en la paritaria

    Nosotros tenemos una propuesta clara y sostenida en el tiempo, pero hace años que no escuchamos ni leemos cuál es la propuesta, si es que existe, que lleva Jorge Hoffmann a la discusión paritaria con la patronal santafesina.

    Es por esto también que repetimos la necesidad de democratizar la instancia de discusión paritaria. Por un lado, vemos que se sienta a la mesa de manera desigual a los sindicatos estatales de la provincia (ATE y UPCN). Y por el otro, el dirigente de la ATE provincial no consulta a las bases y, por ende, no lleva un mandato a esa mesa de negociación. Así, se convierte en un mero oyente de las propuestas del ejecutivo, negociando por un punto más o menos de aumento, pero siempre a la cola de las pretensiones del gobierno y no de nuestras necesidades.

    Organización y lucha

    En este marco, convocamos a un plenario donde debatir la situación de la discusión paritaria, el ofrecimiento absolutamente insuficiente del gobierno y las medidas que vamos a tomar para hacer oír nuestros reclamos. Será este miércoles 13 de marzo, a las 10.00, en el local de San Lorenzo 1879, y se decretó un cese de actividades de 10.00 a 14.00 para los trabajadores y las trabajadoras provinciales. Vale aclarar que el sector de asistentes escolares estará llevando adelante su segunda jornada del paro de 48 horas junto a otros trabajadores de la educación.

    Además, como el tema de la precarización laboral debe ser incorporado a la agenda de la discusión paritaria, analizaremos la modalidad de acompañamiento de la jornada de lucha de los/as contratados/as que se realizará el viernes. Ese día, convocan a una concentración y asamblea desde las 11.00 en la plaza San Martín y elevarán un pedido de audiencia a las autoridades provinciales.

     

    Prensa ATE Rosario


    Relacionados