• Género

    6 de junio de 2018

    ATE se movilizó en todo el país por Ni Una Menos

    Bajo la consigna “vivas, libres, con trabajo y desendeudadas nos queremos”. La lucha por el aborto legal, seguro y gratuito también fue central.

    Córdoba
    Paraná, Entre Ríos
    Paraná, Entre Ríos
    Paraná, Entre Ríos
    Paraná, Entre Ríos
    Río Gallegos, Santa Cruz
    Río Gallegos, Santa Cruz
    Río Gallegos, Santa Cruz
    Río Gallegos, Santa Cruz
    Rosario
    Rosario
    Viedma, Río Negro
    Viedma, Río Negro
    Viedma, Río Negro
    Río Negro
    Victoria, Entre ríos
    Victoria, Entre ríos
    Universidad Nacional de Quilmes
    Ruta 3, Chubut

    El domingo 3 de junio, se cumplieron tres años de aquella movilización que en 2015 sacudió de forma masiva las oxidadas estructuras machistas. Las mujeres, lesbianas, trans y travestis dijeron “basta”: Ni Una Menos. Ese grito que no paro de crecer y de llenarse de sentido volvió a escucharse esta semana en ciudades de todo el país y las estatales de ATE fueron protagonistas.

    Con la consigna: “Ni una menos, vivas, libres, con trabajo y desendeudadas nos queremos”, dejaron en claro que el sistema patriarcal existe y se reproduce junto al capitalista y, por tanto, repudiaron todas las violencias: las que se sufren en las calles y en las casas pero también las que multiplican los Gobiernos Nacional, provinciales y municipales, y dijeron “No al FMI”, “basta de ajuste”, “basta de despidos” y exigieron “aborto legal, seguro y gratuito ya!”.

    En Entre Ríos, las mujeres de ATE marcharon por las calles de la ciudad de Victoria y también en Paraná. En esta última ciudad estuvo presente Marta Galante, Directora de Género de ATE Nacional. En el acto, la secretaria de Género de la CTAA local, Nelly Fabré manifestó que se movilizaban "porque las trabajadoras están expuestas al recorte de sus derechos, de sus salarios y sometidas a la amenaza del desempleo y al disciplinamiento de la productividad. En el Estado no sobra ninguna mujer, lesbiana, trava ni trans: no sobramos en ningún lado; en todo caso faltamos”.

    Las mujeres también exigieron justicia las trabajadoras sexuales expuestas a la violencia institucional y por una empleada del Iafas, denunciada por violencia de género por el director del organismo, Gabriel Fernando Ramón. “Abrazamos a la compañera y repetimos #nonoscallamosmás”, expresaron.

    En Rosario, ATE impulsó una jornada de lucha en la que compartieron con Favio Páez, papa de Chiara Páez, la joven de 14 años asesinada por su novio en 2015, cuyo caso fue la gota que rebalsó la indignación y explotó en aquel primer Ni Una Menos. También estuvieron con Hugo Capaccio,  papá de Dayana Capaccio, con la dirigente Celeste Lepratti y Lorena Almirón.

    “Las verdaderas democracias hoy se construyen desde el feminismo  Esta inmensa ola que no para de crecer y se transforma en un solo grito, en una sola acción nacional”, expresó Liliana Leyes, secretaria de organización de ATE Rosario.

    En Viedma, las estatales marcharon hacia la plaza San Martín alzando la Voz por la aparición de Silvia Vázquez Colque, desaparecida desde el 4 de junio de 2017. Su familia viajó desde Bolivia para participar de la marcha.

    En la ciudad de río Gallegos, Santa Cruz, las mujeres de ATE también protagonizaron una multitudinaria marcha. “Estamos viviendo un momento histórico, donde por primera vez se está debatiendo en el Congreso de la Nación el Proyecto por la despenalización y legalización del aborto. Este logro es un claro triunfo del movimiento de mujeres que, año tras año, presentó la propuesta acompañada por la movilización en las calles”, expresaron en la convocatoria y agregan que, pese a esto, “el ataque hacia las mujeres y personas LGBTI sigue vigente, mujeres y trans pierden la vida cada 18 horas en manos de un femicida, mientras vemos como las instituciones desamparan absolutamente a las víctimas, archivando causas, desoyendo denuncias y revictimizando a las mujeres”.

    “Tanto a nivel Nacional como Provincial se está viviendo una ajuste terrible, el cual las mujeres lo sufrimos doblemente. Podemos ver a Macri iniciando negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, los despidos no cesan y los aumentos mucho menos. El ajuste que estamos viviendo lxs trabajadorxs no para. Alicia a su vez no se queda atrás, en Santa Cruz no hay siquiera garantías de cobro de salario en tiempo y forma”, agregaron, explicando los motivos de la jornada.

    En Córdoba también se llevó adelante una movilización el lunes 4 hacia Colón y cañada. La consigna central fue “Ni una Menos por aborto clandestino” y las mujeres de ATE se expresaron, junto a la Asamblea Ni Una Menos de la provincia, por "presupuesto a mujeres, travas, tortas y trans ¡No para el FMI!, ¡el Estado y los gobiernos son responsables!".

    En Chubut, en tanto, las trabajadoras de ATE realizaron una actividad por Ni Una Menos en el corte en la Ruta 3 que sostienen en el marco de la protesta que sostienen desde hace más de 70 días en la provincia junto a trabajadorxs de la Educación.

    Por su parte, las mujeres de ATE de la provincia de Buenos Aires y del área metropolitana movilizaron el lunes 4 en Capital Federal, siendo parte de la marea verde y rosa que inundó las calles y marcho hacia el Congreso. Pero además, las estatales realizaron actividades de visibilización en sus sectores de trabajo. Así, en la Universidad Nacional de Quilmes las trabajadoras contaron: “Repartimos unos hermosos calcos, armamos de carteles, hicimos una intervención con esos carteles en el rectorado donde pusimos en imagen los reclamos que tenemos las trabajadoras de la UNQ: guardería, lactario, cupo Trans, licencias de nacimiento para varones igualitarias, pase a planta, lic. por violencia de género, inclusión de ATE a la paritaria, etc). Después nos pintamos las caras -como hacían nuestros ancestros para comenzar sus rituales- y nos unimos con millares de mujeres con las que una vez más irrumpimos en la rutina de la capital porteña rebalsando las calles y pintándolas de verde”.

    “Nosotras sabemos que el patriarcado no es un monstruo que habita en lugares lejanos y oscuros, sino que es más bien un “ser” cultural que habita en cada unx de nosotrxs y al que debemos combatir segundo a segundo con conciencia y actitud”, reflexionaron en Quilmes. 

    Prensa ATE


    Relacionados