• NACIONAL

    16 de abril de 2018

    Radio Abierta en homenaje a la compañera Irma Laciar de Carrica

    A 41 años de su secuestro y posterior desaparición por parte de la Dictadura Cívico-Militar, los Delegadxs de ATE Salud la conmemoran.

    La Junta Interna de Delegadas y Delegados de ATE del Ministerio de Salud de la Nación invita a participar de una Radio Abierta en homenaje a la compañera Irma Laciar de Carrica, el próximo miércoles 18 a las 12 hs, en Av. 9 de Julio 1925 (Ministerio de Salud de la Nación).

    Irma Laciar de Carrica fue detenida en la Ciudad de Buenos Aires el 18 de abril de 1977 por un comando conjunto de la Policía Federal y el Ejército Argentino al mando del Teniente Coronel Gatica, por ese entonces Jefe del Regimiento de Patricios. Hasta el momento de su secuestro, y posterior desaparición, trabajó incansablemente en el campo de la Salud Pública, siempre luchó por el derecho a la Salud, defendió los Derechos Humanos de los presos políticos y sus familias.

    En su intensa trayectoria fue Directora de la Escuela de Auxiliares de Enfermería del Ministerio de Salud Pública de la Nación durante 17 años. En los años '50 comenzó su actividad gremial en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) siendo Delegada y, al momento de su desaparición, era una reconocida dirigente de la rama Salud. Fue docente de la Cátedra de Enfermería Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), integrante del Equipo de Asesores del Decanato de la Facultad de Medicina de la UBA, docente de las Cátedras de Medicina para el Trabajo (1972-1973), e integrante del Equipo de Derechos Humanos de la CGT de los Argentinos. Impulsó el trabajo sanitario en los barrios más castigados por la pobreza, llevando hasta allí a sus alumnos y a la atención primaria de Salud al territorio.

    Irma fue despedida junto con todos sus compañeros de la UBA durante la siniestra gestión de López Rega / Ivanisevich. Buscada por la Triple A, se dedicó a hacerse cargo a nivel nacional de la defensa de los Derechos Humanos de los presos políticos. Se ocupó de brindar apoyo y atención a los familiares de los detenidos políticos y colaboró decididamente para localizar el paradero de los compañeros desaparecidos. Realizó esta labor contra reloj hasta el momento de su detención y posterior desaparición.

    Conocía los riesgos y fue una decisión razonada

    Hoy, su hijo Héctor 'Pelusa' Carrica, dirigente de ATE, recuerda con emoción la última conversación que tuvieron, cuando con contundencia Irma afirmó: “... Yo decido ir hasta el final y no abandono a los compañeros, son mis hijos igual que vos y nos necesitan... El que no da todo, no da nada”.

    Irma fue hasta el final y dio todo. Hoy, el compromiso de ATE es el de sumarse a su homenaje para gritar al unísono: ¡Irma Laciar de Carrica y los 30.000 detenidxs desparecidxs presentes!

    Prensa ATE


    Relacionados