• Chubut

    13 de noviembre de 2017

    Alto acatamiento Paro de ATE en el hospital Andrés Ísola

    Esta semana habrá un nuevo paro local y otro provincial, en rechazo al recorte de salarios que padecen las y los trabajadores de la salud.

    El viernes 1, los trabajadores y trabajadoras del Hospital Andrés Ísola realizaron un paro de actividades por 24 horas con un importante acatamiento, al tiempo que decidieron realizar otra medida de fuerza para el martes y miércoles de la semana próxima.

    Esto se decidió en una multitudinaria asamblea celebrada en la Guardia del nosocomio madrynense: “Hoy estamos en un día de paro, lamentablemente, porque en Salud no nos gusta cortar nuestro trabajo porque atendemos gente y sabemos de sus necesidades, pero evidentemente al Gobierno eso no le importa porque está recortando los salarios de los trabajadores que cumplen tareas en terreno, donde los compañeros recorren los barrios, ven a qué chicos les faltan vacunas, qué asentamiento necesita más atención”, indicó Julio Belascuen, secretario Adjunto de la seccional local de ATE.

    Guardias mínimas

    Respecto a lo decidido por la asamblea, el dirigente gremial explicó que se definió hacer un paro el martes, mientras que el miércoles habrá uno a nivel provincial, con corte de ruta incluido.

    “Los trabajadores están todos en el Hospital, pero se atiende lo mínimo. Los consultorios tienen los archivos y las historias clínicas de los pacientes que tenían turno para hoy, depende del médico atenderlos o no, pero los compañeros de administración dejaron todo listo para que atiendan los turnos que estaban reservados con anterioridad», dijo Belascuen respecto al alcance de la medida. Por su parte, los Centros de Atención Primaria de la Salus (CAPS) se mantuvieron con un médico y un enfermero y únicamente urgencias.

    Más razones

    Además del no pago a los trabajadores de terreno, la medida de fuerza tiene que ver también con otro tipo de inconvenientes, siempre relacionados a lo presupuestario: “El Hospital no tiene insumos, hay lugares que se están rajando las paredes y los enfermeros y compañeros trabajan como pueden, pero siempre llevan adelante el Hospital. El problema es que, a pesar de todo esto, nos tocan los bolsillos, todos vivimos de nuestro sueldo y hoy cobramos menos. Es grave lo que está haciendo el gobierno con la salud pública”, finalizó Belascuen.

    Prensa ATE


    Relacionados