• CABA

    21 de septiembre de 2017

    ATE Promoción Social movilizó a Desarrollo Humano

    Exigieron por el fortalecimiento de los programas sociales y condiciones laborales. Al cierre, realizaron una gigantografía por Santiago Maldonado.

    Este jueves por la mañana, las y los trabajadores de la Subsecretaría de Promoción Social de la Ciudad, organizados en ATE, realizaron una movilización al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño en reclamo por el plus ministerial, el pase a planta, la implementación de la carrera, el reconocimiento de las funciones y más recursos para los programas, frente a una gestión que año a año −antes con Macri, Vidal y Stanley; ahora con Larreta y Tagliaferri− deteriora las políticas sociales y el empleo público. 

    La jornada concluyó con la lectura colectiva de un texto escrito por el delegado de Acción Social de ATE, Marcelo Cruciani, en el que denuncia la desaparición forzada de Santiago Maldonado, y con la realización de una gigantografía en la esquina del Ministerio. 
    En un comunicado, la junta interna de ATE había precisado: “Alrededor de la mitad de los/as trabajadores/as del Ministerio de Desarrollo cobramos sueldos que están por debajo de la línea de pobreza. En abril, el Gobierno de la Ciudad cerró una paritaria del 18% en cuotas, que ya está por llegar, cuando todavía falta un trimestre para que termine el año, a la inflación acumulada en 2017. En 2016, los salarios de los/as estatales porteños/as subieron un 10% menos que los precios”.
    “En el organismo que conduce Tagliaferri, el plus ministerial se mantiene congelado desde 2009, cuando representaba un 14% del salario. Hoy, representa menos del 4%. En las próximas semanas, la implementación de la carrera no va a reconocer las tareas que realizamos. En paralelo, el Gobierno obliga a cientos de estatales a facturar como monotributistas −sin cobrar el plus, ni aguinaldo, ni los aportes−, pese a tener las mismas responsabilidades que la planta permanente”, agregaron.
     Bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo y de la Subsecretaría de Promoción, se encuentran tres direcciones que trabajan con los sectores más vulnerados de la Ciudad: Niñez, Mujer y Adicciones. “Con una política constante de ahogo presupuestario, la gestión del Pro en la Ciudad dejó a los programas y al empleo en las áreas sociales en un estado de emergencia”, informaron las y los trabajadores al tiempo que denunciaron un recorte del 20% en el presupuesto 2017 de la Dirección de Políticas Sociales en Adicciones y una reducción de casi 10 millones de pesos el financiamiento de la Dirección de la Mujer. En general, hasta el 31 de junio el Ministerio solamente ejecutó el 42% de su presupuesto. 
    “¿Qué se deja de hacer con los fondos que se recortan? Los centros integrales de la mujer que, por ley, debería haber inaugurado el Gobierno de la Ciudad en las ocho comunas que todavía no cuentan con uno. El fortalecimiento de las políticas de prevención de consumo problemático de drogas, desde un abordaje comunitario −como indica la ley− y no limitado al reparto de volantes en recitales. La contratación de profesionales para los programas que trabajan problemáticas sensibles, como la explotación sexual de niños/as, donde dos tercios del personal renunció por la precarización laboral y no fue reemplazado”, concluyeron.

    Prensa ATE


    Relacionados