• Río Negro

    13 de septiembre de 2017

    Río Colorado: ATE denuncia que el Municipio mantiene trabajadores en negro

    El gremio exige el pase a contrato y cuestiona al intendente que dice no poder incorporar trabajadores mientras engrosa su planta política.

    La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro denunció la precarización laboral a la cual son sometidos los trabajadores municipales de Río Colorado y exigió nuevamente al Intendente Gustavo San Román que se regularice la situación laboral de medio centenar de empleados que están en condición irregular. Lo hizo en la audiencia mantenida con el Poder Ejecutivo Municipal, en el marco de la Conciliación Obligatoria dictada por la Secretaría de Estado de Trabajo.

    Desde ATE se insiste en esta demanda, ya que los agentes municipales llevan largos años prestando servicio para el Estado y sin poder acceder a los derechos laborales más básicos, al estar trabajando "en negro".

    Es preocupante que el Municipio mantenga a los trabajadores cumpliendo tareas en estas circunstancias, infringiendo derechos básicos y sin ofrecer ningún tipo de respuesta a pesar de que desde la Secretaría de Trabajo se llamó a Conciliación Obligatoria, una instancia donde deberían presentarse propuestas superadoras. 

    Hasta el momento no ha habido ninguna señal favorable y tras el paso a un cuarto intermedio, se espera una nueva audiencia para este viernes. De no haber respuestas, desde ATE se preparan medidas contundentes.

    Al respecto Cristian Wertmuller, Delegado Municipal de ATE, detalló: "Vamos a discutirlo en asamblea, pero no se descarta un paro total de actividades y el cierre del Corralón hasta que haya alguna propuesta”.

    Asimismo, desde el Sindicato se cuestionan los dichos del Intendente que asegura no poder incorporar más trabajadores, pero sin embargo engrosa su planta política. "Entran y designan secretarios y subsecretarios a mansalva, muchos de estos sin contrato por lo cual no figuran en ningún lado, pero sabemos que están trabajando ahí porque los vemos todos los días”, manifestó Wetmuller.

    Desde el Gremio de los estatales también se demanda a la Secretaría de Trabajo una inspección de Seguridad e Higiene en el Corralón, ya que las medidas de seguridad son nefastas. "Tenemos todos los talleres sin matafuegos, instalaciones eléctricas que son un desastre, paredes electrificadas y a punto del derrumbe. Además de tener los baños colapsados, ya que hay tres para 99 trabajadores", enumeró  Wertmuller. Se suma además la ausencia de indumentaria acorde a los trabajos.

    Prensa ATe Río Negro


    Relacionados