• ATE

    19 de abril de 2020

    Opinión

    Por Gustavo Quinteros

    Gustavo Quinteros, Secretario de Formación

    La formación como estrategia colectiva frente al aislamiento

    Siempre decimos que la formación es una estrategia fundamental para nuestra organización, y sobre todo para la clase trabajadora, y eso es algo que debemos reafirmar, más que nunca, en estos momentos.

    La Pandemia de COVID-19 constituye uno de los desafíos más trascendentes y dramáticos que ha debido enfrentar la Salud Pública mundial en los últimos cien años; y en nuestro país, el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio vigente desde el 20 de marzo, casi que nos somete a una reflexión permanente sobre todo lo que nos sucede.

    Lo cierto es que esta crisis sin antecedentes, nos encontró como argentinxs en medio de otra crisis, donde casi el 40% de lxs trabajadorxs se encontraban dentro del sector informal y el salario apenas alcanzaba para cubrir la canasta básica de una familia que depende de sus salarios para vivir. Después de esto, el futuro es aún más incierto.

    La situación de encierro compulsivo es una situación muy compleja que agrava cualquier situación problemática, ya que repartir lo mismo entre desiguales es profundamente injusto.

    Esto también hay que pensarlo a la hora de pensar la formación, ya que ningún proceso educativo se puede pensar en abstracto de lo que sucede alrededor de él. Es en el centro de este problema donde debemos colocar el debate formativo-pedagógico.

    Pensar hoy lo formativo desde lo virtual por sí solo no alcanza. Hay que construir un nuevo debate colectivo sobre el tiempo que transcurre y que acompañe las necesidades de miles de compañerxs en todo el país. Es ese discurso, construido colectivamente desde lxs trabajadores lo que va a permitir una propuesta a futuro.

    Como ya hemos dicho en otra oportunidad, la cuarentena nos permite repensar todas nuestras prácticas, sociales, políticas, gremiales y por supuesto también, las formativas. Al lanzar los cursos de Delegadxs mediante el Campus Virtual Libertario Ferrari, sostuvimos que es una herramienta con la potencialidad de alcanzar a un sinfín de compañerxs, pero que también entendimos que asumir la construcción de la misma es un objetivo primordial en tiempos de cuarentena, pero no suficiente.

    Lo superador en los procesos formativos es la construcción de aprendizajes colectivos, tal como nos sucede en la tarea gremial. Como salieron a decir las organizaciones sociales: “nadie se salva solo”. Y eso es algo que queremos remarcar desde nuestra Secretaría en tiempos donde el “aislamiento” pareciera ser una metáfora de la promesa de un final feliz.

    Pensar lo pedagógico y lo formativo hoy, es pensar en los debates que nos atraviesan y reinventarnos para poder pensar como salimos colectivamente de la crisis.

    Desde nuestra Secretaria pensamos la formación como estrategia colectiva en un sentido profundamente político y humano. Hay que trabajar sobre lo que aún no existe, pero debe existir: una salida con el menor daño posible para lxs trabajadores y trabajadoras de todo el país.

    Lo formativo debe obligarnos a pensar críticamente en tiempos “normales” y aún más en los extraordinarios como este, en qué hacer con lo que nos pasa.

    Conocemos las limitaciones del uso de las plataformas digitales, y somos conscientes de que la llegada es desigual en tanto la sociedad en que vivimos es desigual. No todxs tenemos el mismo acceso a internet ni somos expertos en el uso de los mismos.

    Entonces tenemos que ver cómo superar el aislamiento abrazando la solidaridad y la organización de nuestro pueblo con mayor fuerza que nunca. Ese es el desafío que tenemos. Lograr sostener los lazos y la estrategia que siempre es colectiva para salir de las crisis que nos encontramos.

    Por eso decimos, no por decir, que la formación es una estrategia fundamental porque para nosotrxs es una apuesta colectiva.

    Como no hay futuro sin esperanza, esperamos pronto poder estar recorriendo el país, apostando no solo a formarnos entre todxs, sino también a generar las condiciones para construir ese colectivo que pondrá de nuevo al país de pie.

    Como decía German, lxs trabajadores siempre sacamos fuerzas desde el lugar donde no las tenemos y encontramos y nos hacemos ese camino para revertir y transformar los obstáculos.


    Relacionados